9 claves para una relación sana en tiempo de crisis.

Sabemos que no es lo más fácil para todas las personas lo que estamos viviendo en este momento de crisis, pero si cooperamos y hacemos bien las cosas, podemos vivir mejor y afrontar la situación de la mejor manera posible, por eso quiero recordarte que una relación sana en tiempo de crisis, sí es posible cuando: 

  • Utilizamos la comunicación, expresándonos con respeto. Por eso, controlamos y evitamos las expresiones violentas de agresividad o ira, haciendo un tiempo fuera, para reflexionar, analizar la situación y poder resolverla en una conversación tranquila y respetuosa. 
  • Comprendemos que las opiniones de los dos son igual de importantes, aunque sean diferentes.  En este momento más que en otros, necesitamos recordar que los dos somos fundamentales en la relación y que, de nuestra actitud, depende el éxito de la misma.  Por eso las opiniones de cada uno son valiosas porque nos ayudan a construir.
  • Intentamos buscar soluciones satisfactorias para ambos, a través del diálogo y la negociación. Por ello escuchamos atentamente a la otra persona, preguntamos si tenemos dudas, no suponemos, y buscamos el objetivo común que nos mantiene unidos, estar bien y salir adelante en medio de la dificultad. 
  • La confianza mutua y la honestidad son ingredientes básicos de la relación. Por eso podemos expresar nuestros sentimientos y hablar de cualquier tema con confianza y sin miedo a la reacción de la otra persona. Somos conscientes que esta situación al generar tantas emociones en nuestra pareja, necesitan ser canalizadas a través del diálogo ameno donde se respetará el pensar y el sentir de cada uno. 
  • Nos sentimos a gusto haciendo cosas juntos. Llegamos a un acuerdo de las cosas que queremos hacer y no se imponen los deseos de ninguno.
  • También comprendemos que podemos realizar actividades por separado. Aún estando en casa todo el tiempo juntos, en esta época de crisis, mantenemos nuestro espacio donde cada uno pueda hacer algo que le guste, que le relaje y que le proporcione bienestar. Una pequeña porción del tiempo para oxigenarse y prepararse para volver a estar juntos.
  • Respetamos los límites de la otra persona, aunque no estemos de acuerdo con ella.  Podemos comprender que al tener niveles de tolerancia distintos, al reaccionar de manera diferente a la situación de crisis mundial, nos apoyamos, nos acompañamos y procuramos juntos, poder buscar alternativas a nuestras diferencias logrando un impacto positivo en nuestra relación y en nuestra familia.
  • Buscamos mantener y alimentar la conexión emocional y la conexión sexual con la pareja por deseo y mutuo acuerdo. Podemos comprender que si mi pareja no quiere algún acercamiento sexual, lo dialogamos para llegar a un acuerdo donde ambos cedemos y quedemos contentos.
  • Reconocemos la igualdad de género en las relaciones. Por eso tenemos un ejercicio democrático del poder, sin personas dominantes ni dominadas. Esto posibilita que cada uno se sienta importante en la relación y le entregue a la misma, todo lo que tiene para generar calidad en el vínculo. 

Autora: Lina María García Henao
Psicóloga, Clínica para la Familia

Comparte este contenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Selecciona la moneda
Peso colombiano