Amor y miedo como el agua y el aceite

“¿Qué es el amor?”

“La ausencia total de miedo”, dijo el maestro. “¿Y qué es a lo que le tenemos miedo?” 

“Al amor”, respondió el maestro. 


Anthony de Mello, S.J

Es una paradoja tan grande la que planea de Mello en este corto pero sentido cuento, que me invita a reflexionar sobre el amor y el miedo.  ¿Cuantos de nosotros, alguna vez en la vida, hemos sentido ese deseo imperioso de amar a alguien, pero a la vez se experimenta un miedo tremendo para dar el paso?, ¿realidad o mito? En fin, la verdad es que amar es una de las mejores decisiones que un ser humano puede tomar en la vida, es un regalo  que uno mismo se hace y le otorga al otro cuando da el paso de amar; pero muchas personas están demasiado temerosas e inseguras que no se permiten vivir esta experiencia. 

Para que puedas dar el paso es importante que reflexiones sobre estos asuntos:

  • Darse el permiso de amar: si, darse el permiso, de vivir, de sentir, de vibrar, de compartir, de exponerse, de equivocarse, de madurar.
  • Comprender el pasado: claro que tu pasado tiene influencia en tu presente, siempre y cuando tú así lo decidas, por eso es muy significativo, que puedas trabajarlo, es decir, resignificarlo para poder sanar y continuar.
  • No todas las relaciones son iguales: cada persona es diferente porque cada uno tiene una historia diferente de vida, por eso no lo que te pasó con alguien necesariamente te va a volver a suceder; si tienes inseguridades y temores muy arraigados, busca la ayuda profesional para que puedas comprender y crecer como persona.
  • Comprender que amar implica riesgo: muchas, por no decir todas, las decisiones en la vida implican cierta cuota de riesgo; es por eso que cuando decidimos amar, va implícito el asumir y tomar riesgos, pero si has logrado un conocimiento de ti mismo o de ti misma, y has valorado las experiencias, tendrás mejores elementos de decisión para la próxima vez que el amor toque a tu corazón.
  • Confiar en el amigo que nunca falla: y este punto sí que es importante, porque si eres persona de fe y oras con mucho amor, nuestro amigo Jesús te ayudará para que puedas hacer la elección de pareja que él quiere para ti. Entrégate, confía y espera.  

El miedo es una de nuestras emociones primarias, es una respuesta natural ante el peligro que busca mantenernos alejados de éste y asegurar la supervivencia.  Debes tener claro que hay dos tipos de miedo, el real y el imaginario; el problema no está en sentir miedo, sino en tenerlo cuando no hay motivo real, ya que una de nuestras tendencias preferidas es a pensar mucho las cosas, llevándonos muchas veces a imaginarnos el peor de los escenarios que en la mayoría de las ocasiones no es el más probable; por eso te invito a que recapacites ya que tú con la capacidad de pensar sobre lo que piensas, puedes tomar mejores conclusiones, mirar las cosas desde otros puntos de vista y evitar que un miedo alimentado por tu imaginación, siga cobrando fuerza y pueda generar mayor daño a tu vida o a la vida de las personas que te rodean. 

Por eso recuerda que cada vez que decimos que “no” a cualquier oportunidad alguien más está dispuesto a decir que “sí”.

Comparte este contenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Selecciona la moneda
Peso colombiano