El amor sin comunicación se enferma

“El diálogo permite la apertura de corazón, y ésta, permite la conexión con la fragilidad del otro, favoreciendo la comprensión y la unidad.”
Cristina Grajales 

La comunicación en la pareja es uno de los pilares más importantes en la construcción de una relación sana y funcional.

Una relación de pareja son dos individualidades, dos universos en relación, dos maneras de ver e interpretar; y encontrar un lenguaje común, es fundamental para sacar adelante la relación.
 
En la dinámica de la relación es importante tener presente la forma cómo estamos comunicándonos y comunicando el amor. Comunicarnos de forma eficaz en la pareja cobra entonces gran relevancia cuando de crecer juntos se trata.

Somos seres emocionales por naturaleza y, por tanto, todos necesitamos sentirnos comprendidos, valorados, validados, escuchados, y cuando esto no se da, llegan los conflictos, déficit de comunicación y por ende, el distanciamiento emocional que enferman la relación.

En ese cómo nos estamos comunicando el uno con el otro, se hace necesario ponernos en la esfera emocional de nuestra pareja y saber conectarnos con su sentir, con sus necesidades emocionales. 

Por lo anterior, es que la comunicación está estrechamente ligada a la intimidad, generando así una conexión emocional que nos permite generar un código de comunicación, de “común – unión” donde nos conectamos no sólo con las palabras sino también de corazón a corazón; esto nos va a permitir conocer lo que nuestra pareja necesita de nosotros y de la relación misma.

Es importante entonces, en la construcción de esa conexión que favorece una sana comunicación, tener presente el desarrollo de habilidades como la asertividad y la empatía que se pueden alimentar teniendo en cuenta los siguientes puntos:

  • Capacidad de Escucha:  Cuando tu pareja te pida escuchar, hazte consciente de cuándo hablar y qué decir. Usualmente escuchamos con la intención de responder, y no de comprender. Una escucha atenta nos va a permitir empatizar y comprender a nuestra pareja.
  • Sensibilidad: Ser sensible a las percepciones del otro. Detrás del enojo y la frustración se esconde una gran vulnerabilidad. Una comunicación efectiva se logra disponiéndonos a ser sensibles al sentir del otro y esto implica no pasar los límites del respeto, la paciencia y la tolerancia.
  • Afecto: Una comunicación sana y funcional debe estar cargada de menos crítica y más afecto. Elimina de tus palabras el juicio y la crítica y conéctate con el alma de tu pareja.

Construir pareja es un proyecto de vida en el que el ser humano invierte sueños, expectativas y motivación para que sea gratificante y exitoso; por tanto, aprender a comunicarnos es todo un arte en el que debemos invertir día a día; porque el amor sin comunicación se enferma y nos lleva a la indiferencia pero las palabras asertivas y cariñosas, que vienen del mundo de los afectos, pueden curar las heridas más profundas de nuestro ser favoreciendo la unidad y el crecimiento mutuo.  

Autora: Cristina Grajales Acosta. Psicóloga – Clínica para la Familia y Especialista en Terapia de Pareja  

Comparte este contenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Selecciona la moneda
Peso colombiano