Reflexión sobre la grandeza de ser mujer

Como mujeres estamos llamadas a reflejar el amor, pero infortunadamente lo proyectamos hacia afuera y nos olvidamos de amar nuestra esencia de ser mujer buscando externamente la validación, la aceptación, el amor; y se nos olvida buscar en nuestro interior.

Aprender a valorarnos, validarnos, amarnos, no es una misión imposible, debe ser un ejercicio que mantenga en forma la visión de la mujer que estamos llamadas a ser: Una Mujer que se ama y se reconoce única e irrepetible. 

Mujer, ¡Ámate con locura!, deléitate con el brillo de tus ojos al contemplar tu belleza única, ponle color a esa sonrisa que regala vida y serenidad, mira tú interior y enamórate de ti; ¿Qué tal si nos volvemos a enamorar? … ¿Qué tal si nos llenamos de las herramientas del amor propio, la comprensión, la aceptación, la validación, y trabajamos para fortalecer nuestra Autoestima y por tanto nuestro valor como persona?

Te invito a hacer eco de este poema que en hora buena llegó a mis manos, aunque desconozco el autor, es un bello mensaje que nos invita a “Enamorarnos” y a disfrutar de nuestra esencia:

“ME VOLVÍ A ENAMORAR

Estoy enamorada, de alguien que le soy suficiente, que me abraza y eleva mi autoestima, que reconoce mi valor, y que me ha dicho que no necesito a nadie más para ser feliz porque nos tenemos.

Ese alguien me enseñó a perdonar y perdonarme.

Me volví a enamorar, pero, esta vez es distinto, porque me ha hecho entender que merezco lo mejor de lo mejor y no menos. Que un amor con dudas e inseguridades no es amor.

Me enamoré de alguien que cree en mí, sin importar las veces que tropiece, porque sabe que después de las caídas con más fuerza me levanto.

Me enamoré de alguien que me da paz y seguridad. Que es capaz de dar todo por mí, que me ama siempre y no a ratos.

Me enamoré de alguien que me envuelve con sus brazos y me entiende. Que a pesar de mis días oscuros y del caos que llevo dentro, no sale huyendo,

se queda y me acompaña en mis momentos de soledad y sosiego.

Me enamoré de alguien que al verme le brillan los ojos. Su mirada refleja cuan feliz se siente en tenerme, y con una sonrisa me recibe siempre.

Desde que nos descubrimos no pasa un segundo en dejarme sola, me acompaña a mis lugares favoritos, y disfruta de mi compañía sin condicionamientos.

¡Sí, estoy enamorada!

Y aunque hasta hace un tiempo esto parecía imposible,

hoy amo a esa persona… Se volvió mi persona favorita.

Me volví a enamorar, pero esta vez lo hice de MI.

Y hoy sé que soy …

¡El amor de mi vida!”

Recuera bella mujer, que nadie te robe tu valor como persona, eres única, valiosa, eres una obra perfecta de la creación: ¡Ámate con Locura!, Hoy te invito a que te enamores y disfrutes de tu grandeza de ser Mujer!

Con amor,

Cristina Grajales Acosta

Psicóloga

Clínica para la Familia

Comparte este contenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder

¿Olvidaste la contraseña?

¿Crear una cuenta?

Selecciona la moneda
Dólar de los Estados Unidos (US)