Uno de las situaciones que más expresan las parejas en las consultas psicológicas, es su inhabilidad para resolver conflictos y dificultad para llegar a acuerdos.

Lo primero que debo decirles es que es un error pensar que ganar la discusión es más importante que resolver el problema, lastimosamente en la comunicación pretendemos que el otro nos dé la razón y olvidamos por completo que el objetivo principal es solucionar una diferencia que tenemos. Pareciera ser que llevarse el punto es la meta.

Por ello te propongo algunas alternativas que pueden facilitar la resolución de conflictos.

  1. Comprender la diferencia entre discutir y pelear:

Al remitirnos a la real academia de la lengua española identificamos que discutir es tratar un asunto o un tema proponiendo argumentos o razonamientos para explicarlo, solucionarlo o llegar a un acuerdo acerca de él. Mientras que pelear es luchar contra algo o alguien, para vencerlo y conseguir un fin.

Según lo anterior, al resolver un conflicto debemos saber que no es cuestión de ganarle al otro sino de ser equipo, ya no somos uno sino dos.

2. Enfocarse en el tema de discusión:

Cuando en la discusión aprovechamos el momento para recordar, ofender, criticar y manifestar otro tipo de temas, perdemos el enfoque y podemos terminar la discusión incluso con otros conflictos de más. Por eso no pierdas el objetivo y enfrenta un problema a la vez.

3. Tener una escucha activa:

Si valoramos la opinión del otro, la discusión se enriquece, y logramos incluso identificar puntos de vista que tal vez no estaban contemplados y con toda la humildad podemos aceptar. Por eso, no permitas que las emociones desbordadas cierren tus oídos y llegue la terquedad.

4. Mantén la Serenidad:

Cuando emociones como la ira están activas, nos volvemos reactivos, nuestro razonamiento está limitado e impide la comunicación. Por eso un tiempo fuera para volver a la calma puede ser de gran utilidad.

5. Enfocarse en la solución no en el conflicto:

No es necesario reiterar a los implicados quién de ellos nos hizo estar en esta situación, ni dar vueltas una y mil veces en lo desdichados que somos de estar en estas circunstancias, lo que sí podemos hacer es centrarnos en ideas para salir victoriosos de este momento y pensar en el presente más que en el pasado. Por eso parejas, lo más importante es saber que aún en las mejores relaciones hay discusiones, porque la vida nos trae constantes retos, la clave está en saber que estamos juntos en ellos y que son oportunidades de aprendizaje.

Por Tatiana Penagos, Psicóloga Clínica Para La Familia

👁‍🗨 [views id= “27565”]

Comparte este contenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Selecciona la moneda
Dólar de los Estados Unidos (US)